Historia

Los orígenes

Imagen Iglesia Ntra Sra Consolacion

 

El pueblo de Arroyomolinos, fué fundado entorno al año 1228 por orden del rey Alfonso IX. Esto, no quiere decir que en periodos anteriores los campos que hoy en día rodean Arroyomolinos no estuvieran ocupados por otros pobladores.

Los primeros asentamientos de poblaciones en la zona de Arroyomolinos, posiblemente daten del periodo Neolítico. Nos hace pensar esto, la aparición de algunos restos como son puntas de silex y lo que se creen que son restos megalíticos existentes en un paraje denominado El Cerro de la Horca.

Es ya en La Edad de los Metales, cuando los restos de asentamientos son más importantes. Dichos restos, los conforman dos Castros situados en la Morra del Pajar y en la Herrumbrosa (Foto de la Izquierda). Además, la cercanía de dos Rutas Comerciales tan importantes como fueron la Ruta de la Plata y la Vía de Medellín-Cáceres (Ambas de origen Tartésico), nos hace pensar en el continuo tránsito y contactos comerciales con pueblos como los Fenicios e Indoeuropeos.
Con la llegada de los romanos, los restos arqueológicos aumentan y su hábitat disperso hace que por diversos parajes de la zona aparezcan huellas de su estancia.

Restos de Villas y numerosas aras y cipos así lo atestiguan. Los vestigios más importantes los encontramos en el emplazamiento conocido como Santa Marina, que fue una antigua ermita cristiana. Esta, en sus orígenes se piensa fuera una importante villa romana. También existió una construcción de tipo militar en la finca Los Castillejos, lugar donde se sitúan los restos de un Castillo (Castellum).

Pero quizá, donde mejor se pueda contemplar la mano de Roma, es en el Arroyo de los Molinos, pues algunos de los molinos que le dan nombre a dicho arroyo y también a la población son de origen romano. De los pueblos Visigodos lo que más podemos destacar es la cercanía de la hermosa Basílica alcuesqueña de Santa Lucía del Trampal. Esta, está considerada como uno de los más bellos y mejor conservados exponentes de la arquitectura visigoda en Extremadura y en toda la Península Ibérica.

El paso de los pueblos árabes supuso una época de convivencia cultural y étnica en España. Esta convivencia también se dio en Arroyomolinos, pues Judíos, Mozárabes y Cristianos habitaron sus casas en este periodo. La existencia de la Calle Judería así nos lo demuestra.

Los Molinos...

Imágen de los Molinos

Como vestigios arquitectónicos, nos encontramos con que muchos de los molinos son de origen árabe, cosa que no es nada de extrañar conociendo la habilidad de esta cultura para aprovechar los recursos hidráulicos. Por este motivo es fácil deducir que el sistema de acequias y charcas utilizado, fuera de su invención. De este modo, lograron que con la misma agua pudieran moler varias de estas aceñas.

Otros restos que nos quedan de su paso, es un sistema defensivo basado en pequeñas torres situadas en puntos estratégicos. Las dos más conocidas son la de Mudalpelo (finca La Jarilla) y la de Morrillas Madruga(Herrumbrosa).(Al fondo se puede apreciar la Morra de Mudalpelo).

Como reseñamos al principio, Arroyomolinos, fue fundada aproximadamente por el año 1228, por orden del Rey don Alfonso IX de León. La tarea de la fundación fue requerida a don Rodrigo Iñiguez, Comendador de Montánchez.

Aunque no existen antecedentes históricos sobre la procedencia de los primeros pobladores, se sabe por vestigios encontrados, que fueron gallegos y asturianos.
En el año 1236 con la repartición de términos efectuada por la Orden de Santiago, fue Villa de Montánchez, hasta la época de Mendizábal (1833), en la que se dividió Extremadura en sus dos provincias.

Arroyomolinos como Villa Santiaguista, conserva un buen número de escudos de esta época, algunos de ellos se encuentran muy bien conservados.(foto: Escudo de la Calle Real).

También de este periodo de las Ordenes y como símbolo de la conquista, es la impresionante Cruz de San Martín. Tiene una altura de siete metros con un tronco octogonal asentado sobre cuatro peldaños de piedra, pudiéndose observar en ella varios escudos de diferentes órdenes religiosas. Por el año 1498 la localidad, contaba ya con 180 vecinos.

El monumento más importante, es la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, clasificada de finales del S. XV o principios del XVI. Dicha construcción está considerada como una de las joyas más importantes de la Diócesis de Coria-Cáceres. En ella destacan; su portada, con elementos góticos y renacentistas, un púlpito de cantería de estilo plateresco profusamente ornamentado y lo que más llama la atención; su torre. De forma cuadrada y líneas esbeltas, está sustentada por cuatro pilares cerrados en una bella bóveda, permitiendo con este recurso arquitectónico, que por debajo de ella pase una calle con todo su transito habitual.

En su interior junto a sus retablos barrocos ricamente decorados , varias imágenes y un bello sepulcro recientemente descubierto, podemos encontrar una importante tabla de la escuela Hispano-Flamenca conocida como "La Virgen de la Leche".
En torno al XVI también llegaron a existir hasta seis ermitas de las cuales hoy en día solo existe como tal la de San Sebastián.