Geografía

Geografía

Superficie y Relieve

 

El término municipal de Arroyomolinos tiene una extensión de 115'67 km², siendo el de mayor superficie de la comarca.

 

Se ubica en la zona de transición entre la Sierra de Montánchez y las Vegas del Guadiana. La Sierra de Montánchez junto a la de Guadalupe, San Cristóbal, Centinela y San Pedro constituyen la divisoria de las cuencas del Tajo y el Guadiana. Esta ubicación geográfica provee de dos diferentes tipos de relieve que, a su vez, constituyen dos unidades paisajísticas distintas. Por un lado, el área montañosa, al norte, con fuertes pendientes, sin que llegue el término a las cimas superiores, que pertenecen a Montánchez y cuyo pico más alto se acerca a los 1.000 metros. Por otro lado, una zona con altitudes de 360 y 420 metros y suaves pendientes, que se vuelven abruptas en la sierra del Saltillo, extendiéndose hacia el sur hasta alcanzar los límites de la provincia de Badajoz.

 

La sierra destaca geológicamente por su gran cantidad de rocas graníticas. Éstas son muy variadas en cuanto a su tamaño, existiendo algunas zonas en las cuales se aglomeran conformando enormes "canchales". Junto al granito, pero ya en algunas zonas muy localizadas, la pizarra y en menor medida el cuarzo blanco también hacen acto de presencia. En cuento a las grandes extensiones adehesadas que conforman el resto del territorio, hemos de resaltar las características afloraciones de pizarra que salpican la zona. No obstante, también existen materiales aún más antiguos como son las cuarcitas, que forman pequeñas colinas llamadas popularmente "morras".

 

El casco urbano se encuentra en la transición de estas zonas tan diferenciadas, estando la mayor parte de éste en zona de pendientes suaves y quedando la zona norte ( C/ del Altozano, del Pilar, Arenillas, etc.) con pendientes algo más acentuadas pero sin pasar del 10% .

 

La altitud sobre el nivel del mar del término varía entre los 325 metros, pasando por los 535 de la sierra del Saltillo y asciendiendo hasta los 680 metros en la ladera de Montánchez. En el núcleo urbano, varía desde los 382 metros hasta los 412, estando la Plaza de la Constitución, donde se encuentra el Ayuntamiento, a 398 metros sobre el nivel del mar.

 

Hidrografía

 

La Sierra de Montánchez, con la que limita el término por el norte, separa las cuencas de los ríos Tajo y Guadiana, quedando todo el término municipal de Arroyomolinos en la Cuenca Hidrográfica del río Guadiana. La red fluvial está conformada por arroyos de escasa importancia, siendo el más caudaloso el río Aljucén, que nace cerca de la localidad de Montánchez y que cruza el término de noroeste a suroeste. Entre los arroyos y regatos que bañan el término se encuentran:

 

  • Regato de la Fuente-Alba o Fontalba

  • Arroyo del Lugar, Arroyo de la Garganta o Garganta de los Molinos

  • Regato Vaquerizas

  • Arroyo de Montanchuelo

  • Arroyo del Saltillo

  • Regato de los Perales

  • Arroyo de la Fresneda

     

El Arroyo de la Fontalba da nombre al paraje serrano por el que discurre; su agua se mantiene fluyendo limpia y fresca aún en el rigor del verano. El Arroyo de la Garganta es el que atraviesa el núcleo urbano y alimentaba los molinos que dieron nombre a la población. El Arroyo de la Fresneda, que nace en el término municipal, es el que abastece al embalse de Cornalvo, enclave básico del Parque Natural que lleva su nombre.

 

El suelo del término es impermeable o semipermeable. El drenaje por infiltración es nulo en granitos y aceptable e incluso favorable en el lehm. El drenaje por escorrentía varía de deficiente a aceptable e incluso favorable en zonas de pendiente acusada. Las condiciones generales de drenaje se caracterizan por convivir zonas con drenaje muy deficiente o nulo con otras aceptables e incluso favorables. Es un área de efímeros acuíferos aislados, que están ligados a fenómenos de fracturación y alteración superficial de la roca. Debido a este carácter superficial que poseen, los niveles friáticos se encuentran a escasa profundidad.

 

Clima

 

El clima es mediterráneo subtropical. La temperatura media anual supera los 16º. Los inviernos son suaves, con una temperatura media de 8ºC y con mínimas absolutas de 4ºC. Los veranos son secos y calurosos, con temperaturas medias del orden de los 26ºC y máximas absolutas superiores a 40ºC.

 

Las precipitaciones medias anuales superan los 600mm debido a su posición entre sierras. Existen importantes efectos microclimáticos.

 

Vegetación

 

La formación vegetal es del tipo Durilignosa con un bosque esclerófilo mediterráneo, representado por la encina (Quercus rotundifolia) y el alcornoque (Quercus suber), junto a otras especies que componen el matorral, como la jara (Cistus ladanifer), la aulaga (Genista hirsuta) o el cantueso (Lavandula pedunculata).

 

Además, también podemos encontrar tanto en la sierra como en la dehesa, más ejemplos de la diversidad que comprende el bosque mediterráneo: robles, acebuches u olivos silvestres conocidos aquí como "acehúches", olivos de la variedad Cornicabra… A éstos, hay que añadirles otras tipos de árboles que crecen junto a los arroyos o zonas húmedas como son el almez, los álamos, majuelos o los rosales silvestres o "escaramujos".

 

Conviviendo con los árboles, y en algunas ocasiones ocupando grandes extensiones de terreno, se muestra toda una gama de vegetación de monte que incluye como especies protagonistas: codesos, retamas, escobas, reviejas, chaparros y torviscas.